jueves, 1 de diciembre de 2011


¿Por qué siempre nos damos cuenta de las cosas que hemos perdido cuando ya no podemos recuperarlas?. Pero de nada sirven las lamentaciones, ¿verdad?, ni ponernos a revolver como locos los armarios o hacerle el boca a boca a sentimientos que ya no estan ahí, y querer recuperar el tiempo perdido a fuerza de vivir más aprisa, o pedir perdón cuando ya no queda nadie que nos pueda perdonar nada.Hay tantas cosas que echamos de menos... Porque no importa lo que perdamos: una camiseta vieja, un libro... el amor de nuestra vida. Lo perdido, perdido está para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario